Lunes, 25 Mayo 2020

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy173
mod_vvisit_counterEste mes13369
mod_vvisit_counterTotal Visitas554564

El 2018 lo hemos denominado el año de la seguridad minera: Fedecundi

Así lo dio a conocer Alfonso Escobar Chaparra, gerente general de La Federación de Productores de Carbón de Cundinamarca (Fedecundi), gremio empresarial que reúne cerca del 80 por ciento de los 340 títulos mineros con los que cuenta el departamento.

 

Para Escobar, quien lidera la Federación desde el 2004, uno de los propósitos de Fedecundi para el 2018 es orientar a los empresarios del sector minero sobre el diseño, implementación y ejecución del Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo (SG-SST), y el cumplimiento de los estándares mínimos establecidos por el Ministerio del Trabajo.

 

Indica que para lograrlo vienen realizando eventos, cursos, seminarios, ferias mineras, piezas audiovisulaes y demás actividades vinculadas con el buen uso de los equipos, la prevención y la capacitación de los mineros. “Estamos en proyectos con el gobierno departamental y nacional para crear un centro de formación en prevención de accidentes porque nos lo exige el Decreto 1886, que es el que regula todo la normatividad sobre seguridad minera”, cuenta Escobar.

 

Fedecundi indicó que todos los esfuerzos están guiados es la última normativa establecida en el decreto 1886 del 2015, que establece plazos para elevar la seguridad en labores mineras. Este Decreto habla del nuevo reglamento de seguridad en labores mineras subterráneas,

 

Con la nueva normativa se instaura el estatuto de prevención capacitación y atención de emergencias, el cual pretende salvar vidas en los socavones, aumentando la información para evitar factores de riesgo en la actividad minera.

 

Escobar sostiene que con todas estas medidas de prevención y control eficaz de los peligros se reduzca al mínimo los incidentes, accidentes y enfermedades laborales que se puedan presentar.

 

Para Fedecundi, los sistemas de gestión en seguridad deben ser liderados por el dueño de la mina o quien haga las veces, con participación de profesionales en salud ocupacional, pues esta actividad en Colombia está catalogada como riesgo cinco (V), por lo tanto para su implementación debe contar con la participación tanto de los trabajadores como de los contratistas para garantizar la aplicación de las medidas de seguridad y salud en el trabajo.

 

El decreto 1886 busca el sostenimiento y responsabilidad del gremio minero para elevar la seguridad en las labores mineras subterráneas, para ayudar a prevenir accidentes, para cambiar las costumbres peligrosas en la labor minera.

 

“En la zona tenemos riesgos de explosión, de gases, de derrumbes y tenemos el amargo ejemplo el del año pasado en Cucunubá. Estamos con ese propósito y la Federación ha trabajado mucho en garantizar la aplicación de las medidas de seguridad y salud en el trabajo”, anota Escobar.

 

Destaca que todos los esfuerzos para lograr disminuir al mínimo los accidentes laborales se deben complementar con el mejoramiento del comportamiento de los trabajadores, las condiciones y el medio ambiente laboral, el control eficaz de los peligros y riesgos en las labores de explotación minera, y que los empleadores se encuentren al día con sus aportes a seguridad social, además de portar los elementos de protección personal.

 

Minería bien hecha

 

Para la Federación, una de las principales características de hacer minería responsable es cumplir con todas las normas en cuanto a seguridad industrial y salud ocupacional. “Minería Bien Hecha es un concepto integral de hacer las cosas como se debe. Primero se debe contar con el título minero, pero no significa tener el título asignado, sino cumplir con todo lo que se dice en el contrato de concesión y los requisitos que la empresa tiene que cumplir”, señala el gerente de Fedecundi.

 

Agrega que están seguros de que han obtenido resultados positivos porque los mineros ya tomaron conciencia de que no solamente el título minero era necesario para hacer las cosas bien, sino cumplir con toda la normatividad laboral. “En otras épocas, la normatividad laboral no se cumplía a cabalidad. Hoy, la totalidad de las minas cumplen con sus prestaciones a sus trabajadores y todo lo referente a salud ocupacional”, concluye.

 

Articulo obtenido de lavilla.com.co